Por Pisos de Madrid, hace 5 años

Madrid: La tasa de basura no está incluida en el IBI

La tasa de basura se produce en un momento necesario; no supone ninguna duplicidad impositiva, es decir, no está ya incluida en el IBI, y su determinación a partir del valor catastral de la vivienda es la mejor vía de cálculo. Estos han sido los tres ejes de la comparecencia a petición propia del delegado de Hacienda, Juan Bravo, en el Pleno de la Ciudad de Madrid, por un motivo: la confusión de la opinión pública producida por la «manipulación de la información que está ofreciendo el Grupo Municipal Socialista».

Como ha recordado Bravo fue David Lucas, hoy portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, quien impulsó la tasa de basuras en Getafe. Bravo  ha acusado también al Gobierno central de una subida excesiva de impuestos y ha repasado cronológicamente una situación que se remonta al Gobierno socialista en Madrid cuando en 1985, bajo el mandato de Tierno Galván, se suprimió la tasa de basura.

Entonces los socialistas informaron a los ciudadanos que desde ese año no pagarían la tasa de basuras, al quedar compensado este ingreso con el recargo del 3% del IRPF en la Comunidad de Madrid, el denominado Fondo de Solidaridad Municipal, cuya recaudación se destinaba íntegramente a los municipios.

Sin embargo, el recargo quedó en suspenso ante los recursos de inconstitucionalidad interpuestos y el Gobierno local se vio obligado en 1986 a elevar el IBI (Impuesto de Bienes en Inmuebles) desde el 23,5% de tipo al 28%, como permitía la Ley de Medidas Urgentes de Saneamiento de las Haciendas Locales. «La justificación política que se dio en aquel momento era que el IBI incluía el importe de la tasa de basuras, como en efecto así era, no desde un punto de vista jurídico sino económico».

Al declarar el Tribunal la inconstitucionalidad de la Ley 24/83 en lo referente a la fijación libre del tipo del IBI, el Ayuntamiento tuvo que devolver el exceso cobrado en 1984, 1985 y 1986, una cantidad que ascendía a 204.419.167 pesetas que tuvo que ser devuelta a los ciudadanos. «En definitiva, -aclaró Bravo- puesto que la Tasa de Basura no se cobró desde 1985 y el exceso de IBI tuvo que devolverse a los ciudadanos, la conclusión es que no se ha pagado a través del IBI en ningún momento».

Una Tasa motivada por la pérdida de ingresos
«
La actual coyuntura económica no parece el mejor momento para establecer una nueva tasa. Somos sensibles a la situación por la que están atravesando muchos madrileños, debida en parte a la nefasta gestión económica y a la generalizada subida de impuestos del Gobierno de España», ha reconocido Bravo, quien ha esgrimido «la enorme pérdida de ingresos sufrida en 2008» como principal causa que hace «imposible seguir renunciando a uno de los ingresos propios de cualquier corporación local. No podíamos dilatar más el establecimiento de la tasa».

Y es que Madrid ha visto como han mermado los «tributos municipales» y han desaparecido los «ingresos derivados de la venta de suelo», unido a otros factores como el «recorte de la financiación del Estado respecto de Madrid en unos 170 millones de euros en 2008, con medidas fiscales como el cheque-bebé o la reforma del IRPF de 2007, o la reducción en un 18% de los Presupuestos Generales del Estado para las Entidades locales en 2010».

«Los Ayuntamientos recibiremos -añadió el delegado- 3.000 millones menos que en 2009 y en 2011 la pérdida puede rondar los 5.000. Para Madrid, el próximo año, la financiación del Estado se reduce en unos 300 millones de euros. Mientras las comunidades autónomas han recibido 11.000 millones adicionales a través del nuevo modelo de financiación, a los ayuntamientos nos han vuelto a despachar con un vuelva usted en 2011».

El delegado ha recordado a Lucas las ocasiones en las que el PSOE de Madrid ha votado en contra de los intereses de los madrileños rechazando medidas como el equilibrio presupuestario entre Barcelona y Madrid, lo que reportaría a las arcas municipales 400 millones más o la proposición para que el Estado compensase el coste de los beneficios fiscales en los tributos municipales (más de 100 millones de euros anuales).

La incongruencia de Lucas
Desde el año 2000, bajo el mandato de David Lucas, actual portavoz del grupo municipal socialista, y mientras en Madrid se financiaba el servicio de recogida de basuras con el resto de los recursos municipales, en Getafe se pagaba la ecotasa. «El pago de cualquier impuesto es igualmente gravoso si se abona por primera vez o por novena. Llevar nueve años pagando la tasa no la hace más ligera para quienes tienen estrecheces económicas», ha afirmado Bravo.

En este sentido, ha recordado los argumentos que el propio Lucas esgrimió a favor a la ecotasa. «Ustedes no pueden predicar aquí con una cosa y donde gobiernan, otra distinta. Usted denunciaba la incongruencia de un partido. Yo denuncio su incongruencia personal».

Valor catastral como referente
«
No existe un método objetivo que permita calcular el coste individualizado de la gestión de residuos de cada individuo o de cada hogar. Cualquiera de los métodos, salvo un pesaje individual inviable, tiene virtudes y defectos», ha afirmado Bravo.

El Ayuntamiento, para calcular la tasa, contempla el coste del servicio y el valor catastral, «como elemento objetivo que manifiesta una capacidad económica en el sujeto pasivo. Además -continuó Bravo- hemos introducido otros elementos que nos permiten dotar a la tasa de una mayor progresividad, incluyendo tramos de exención para quienes tienen menores ingresos. Se trata del mismo criterio que usted defendió el 29 de octubre de 2001  ante el  Pleno del Ayuntamiento de Getafe: la ordenanza marco de la Federación de Municipios de Madrid de 2001 propone como elemento de tributación en el caso de las viviendas el valor catastral de las mismas (por tramos)».

De las 45 capitales que tienen establecida la tasa, 20 contemplan el valor catastral o la categoría fiscal de la calle en la que se encuentra la vivienda respectiva, mientras que 17 establecen una cuota fija por vivienda, independientemente de la superficie, del valor, de la ubicación.

«Si tomamos como referencia el número de personas que viven en una vivienda, estaremos dejando completamente de lado la progresividad y la capacidad económica. Una familia con dos hijos pagaría lo mismo si vive en un lujoso piso de cuatrocientos metros en la calle Serrano, que si vive en un piso de 70 metros en Villaverde», ha puesto de ejemplo el concejal.

Respecto al importe medio de la tasa en algunas ciudades, Madrid ocupa el puesto 31 de las 45 capitales. «Se trata de una cuantía razonable y muy alejada de la auténtica subida de impuestos a la que vamos a tener que hacer frente no sólo los ciudadanos de Madrid, sino todos los españoles, como consecuencia del incremento de los impuestos que contienen los próximos Presupuestos Generales del Estado. Este incremento supondrá, por el contrario para los ayuntamientos, una reducción de la financiación procedente del Estado para 2010 de casi 300 millones de euros», concluyó.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

No hay comentarios

Sé el primero en escribir un comentario a esta entrada.

Escribir un comentario

Si quieres añadir tu comentario a esta entrada, simplemente rellena el siguiente formulario:





* Campos requeridos

Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>.

No hay trackbacks

Para notificar de una mención en tu blog a esta entrada, habilita la notificación automática (Opciones > Discusión en WordPress) o especifica esta url de trackback: http://​www.pisosdemadrid.com/​2009/​10/​29/​madrid-la-tasa-de-basura-no-esta-incluida-en-el-ibi/​trackback/