Por Pisos de Madrid, hace 7 años y 7 meses

Vivienda, oficinas y zonas verdes arroparán a la «catedral» Boetticher

Los terrenos sobre los que se levanta la nave de Boetticher, degradados y sin desarrollar, se transformarán en un área residencial y de oficinas, rodeada de nuevos viarios y amplias zonas verdes, que servirán para potenciar la relación con su entorno y mejorar la calidad de vida de los 146.000 habitantes del distrito de Villaverde.

El Plan Parcial de Reforma Interior aprobado por el Ayuntamiento, propicia la recualificación de este enclave estratégico y supone un nuevo impulso a las actuaciones urbanísticas que el Gobierno de la ciudad está desarrollando para la renovación y regeneración del suelo industrial  del distrito de Villaverde.

El ámbito, con una superficie de 68.782 metros cuadrados, ha supuesto durante años una herida urbana que provocaba una ruptura en la accesibilidad del entorno y que se cerrará definitivamente con la ejecución de este Plan Parcial, dado que el documento contempla la reordenación del enclave, organizándolo en torno a una nueva trama viaria constituida por dos ejes,  que favorecerán el acceso desde las arterias viarias principales y la relación con el resto del distrito.

El  Plan Parcial establece dos zonas diferenciadas: una al norte donde se ubica la nave Boetticher, destinada a acoger el Centro de Expresión de Nuevas Tecnologías; y otra al sur que acogerá los usos residencial y terciario. En esta última zona el Plan Parcial contempla una edificabilidad de 71.533 metros cuadrados, de los cuales 57.226 metros cuadrados serán para residencial, con cabida para 550 viviendas, y 14.307 metros cuadrados para terciario.

Zonas verdes y viarios

Los terrenos contarán con 13.827 metros cuadrados de zonas verdes cuya localización propiciará la continuidad peatonal con otras áreas del distrito de Villaverde, lo que trasciende el propio ámbito de ordenación.

La situada al este se ha concebido para el ocio y esparcimiento de  los  vecinos de la zona, mientras que la situada al norte se ha diseñado como antesala y espacio de transición y acercamiento a la nave Boetticher. Hay además otras zonas verdes de menor entidad que contribuyen a cualificar los recorridos peatonales de relación con las áreas colindantes del ámbito.

En cuanto a los viarios, ocuparán 17.063 metros cuadrados, en los que se incluye un acceso peatonal y en bicicleta desde el ámbito hasta la Gran Vía de Villaverde.

Cesiones

El Plan Parcial reserva dos parcelas, una con uso residencial y otra para terciario donde se ubicará la edificabilidad correspondiente al 10% del aprovechamiento que corresponde al Ayuntamiento.

La parcela residencial tiene una superficie de 1.010 metros cuadrados y una edificabilidad de 3.576 metros cuadrados; la de uso terciario tiene una  superficie de 1.080 metros cuadrados y una edificabilidad de 3.576 metros cuadrados.

Un enclave estratégico

El documento completa los objetivos marcados por el Ayuntamiento de Madrid para recuperar para la ciudad el importante enclave que albergó las instalaciones de la empresa Boetticher y Navarro. Entre dichos objetivos destaca preservar los valores arquitectónicos de la nave de Boetticher para convertirse en Centro de Expresión de Nuevas Tecnologías, algo que impulsará la actividad social y económica de Villaverde.

Este edificio, una valiosa muestra de la arquitectura industrial de la década de los cincuenta, se califica de Equipamiento Singular y, junto con la parcela que le asigna el Plan Parcial, queda incluido en el catálogo de edificios protegidos del Plan General. La parcela dotacional pública de equipamiento singular que engloba la nave Boetticher tiene asignada una edificabilidad máxima de 15.000 metros cuadrados.

Convenio

En julio de 2008 se firmó  el convenio para la gestión del ámbito, suscrito por la delegada de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, y el consejero delegado solidario de la empresa, Marcelino Gil. Del convenio se derivó la cesión al Ayuntamiento de la antigua nave Boetticher para albergar un Centro de Expresión de Nuevas Tecnologías, la creación de 13.463 metros cuadrados de zonas verdes y de nuevo viario, así como la construcción de  550 viviendas.

La firma del convenio culminó un largo proceso iniciado en 1993 con la declaración de quiebra de la sociedad Boetticher y Navarro S.A. Tras ello, el único activo con el que contaba la empresa para hacer frente a los derechos de sus acreedores, entre los que se encontraban los más de 200 trabajadores, eran los suelos industriales en que ésta se localizaba, por lo que su transformación se configuró como un factor determinante para hacer frente al pago de las deudas y satisfacer los derechos de los afectados, sobre todo los empleados de Boetticher.

Para conseguir este objetivo, se firmó un convenio inicial en 2003,  entre el Ayuntamiento de Madrid y los representantes de Boetticher, en donde se establecieron las bases para la reordenación del ámbito, lo que requería la modificación del Plan General, que se aprobó definitivamente por la Comunidad de Madrid en febrero de 2008, una vez que el Juzgado autorizó las actuaciones sobre estos suelos, en el marco del procedimiento de quiebra.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

No hay comentarios

Sé el primero en escribir un comentario a esta entrada.

Escribir un comentario

Si quieres añadir tu comentario a esta entrada, simplemente rellena el siguiente formulario:





* Campos requeridos

Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>.

No hay trackbacks

Para notificar de una mención en tu blog a esta entrada, habilita la notificación automática (Opciones > Discusión en WordPress) o especifica esta url de trackback: http://​www.pisosdemadrid.com/​2010/​01/​24/​vivienda-oficinas-y-zonas-verdes-arroparan-a-la-catedral-boetticher/​trackback/