Por Pisos de Madrid, hace 5 años

Ana Botella firma con Cruz Roja el cuarto convenio de ayuda a familias sin recursos

Son menos pero su situación es especialmente vulnerable como consecuencia de la crisis. Si en 2008 la tasa de inmigración en la ciudad de Madrid era del 17,5%, en la actualidad ha descendido hasta el 15,5%, una reducción que viene acompañada también de un cambio en las necesidades. La preocupación del Gobierno de la Ciudad por estas familias, sobre todo por las que tienen menores a su cargo, ha llevado al Ayuntamiento a realizar un esfuerzo suplementario -que se cifra en 1.300.000 €- para reforzar una cobertura que evite su exclusión social. La alcaldesa, Ana Botella, ha firmado hoy un convenio con Cruz Roja para el desarrollo del Programa Global de Acogida para la Población Inmigrante 2012, y ha hecho un llamamiento a la colaboración tanto a Administraciones y empresas como a los ciudadanos «para que nadie se quede atrás».

«Ni antes ni ahora hemos dejado de trabajar -ni lo haremos- para ayudar a la integración de la población inmigrante. Antes, para facilitar la acogida de los recién llegados, y ahora para paliar situaciones de especial dificultad debido a la crisis», ha afirmado la alcaldesa. La significativa aportación económica de 1.300.000 euros que el Ayuntamiento destina a este convenio servirá para «facilitar un espacio de acogida a las familias inmigrantes en situación de vulnerabilidad, y promover así su integración social», añadió.

13 pisos y un Centro de Acogida

Gracias a este convenio se van a desarrollar dos proyectos complementarios. Uno dirigido a familias inmigrantes sin recursos económicos y carentes de redes de apoyo social, que cuenta con 13 pisos independientes con capacidad para 20 familias y con un máximo de 60 plazas, de las que al menos 15 son para menores. La estancia prevista en estos pisos se sitúa entre 4 y 8 meses. Cada una de las familias cuenta con un presupuesto semanal para sufragar los gastos de manutención, limpieza e higiene personal. El dinero estipulado es de 40 € por persona y semana, y de 10 € más por cada miembro de la familia. Para las compras semanales, las familias contarán con supervisión y acompañamiento. También recibirán ayudas para trasporte, para alquiler y fianza para un piso cuando salgan del recurso, gestión de documentos, para gafas, audífonos, dentista, ropa y material escolar, medicinas, comedor escolar, etcétera.

El segundo proyecto es para alojar a personas inmigrantes de entre 18 y 65 años que carecen temporalmente de un lugar para vivir. En este caso se realizará en el Centro de Acogida para Población Inmigrante San Blas, con una capacidad de 120 plazas. Durante su estancia en el centro, reciben alojamiento y alimentación, ayuda para trámites administrativos, prestaciones sanitarias y llamadas de teléfono a los familiares de otros países, entre otras prestaciones.

El acuerdo con Cruz Roja pone además en valor uno de los principales objetivos del Gobierno de la Ciudad, que es el apoyo a las familias, «la primera institución social», ha señalado la alcaldesa: «Transmite valores, educa a las futuras generaciones y da apoyo económico y moral. La familia es clave para el mantenimiento de la cohesión social porque llega allí donde las Administraciones no podemos. Por eso, apoyar a las familias es trabajar por la cohesión social y trabajar por el futuro».

Éste es el cuarto gran convenio entre Ayuntamiento y Cruz Roja en lo que va de año. Los otros tres son el de Centros de Día Infantiles, con una dotación para 2012 de más de 2,5 millones de euros, destinado a niños 3 a 12 años cuyas familias tienen dificultades para atenderles cuando salen del colegio; el de Centro de Día Reina Sofía para la cobertura de 40 plazas residenciales para mayores con deterioro cognitivo, al que se destinan 363.975 euros al año, y el convenio Red de Viviendas Solidarias, en el que Cruz Roja, Cáritas y Provivienda asumirán contratos de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) y atenderán a las familias que se alojen en ellas. Las primeras viviendas estarán operativas a principios del próximo mes. Todos estos programas se suman a las políticas que desarrolla el Área de Familia y Servicios Sociales.

Voluntarios

Respecto a Cruz Roja, Ana Botella ha dicho que es «más que un referente, es un testigo vivo de la historia que nos recuerda que la cooperación y la solidaridad entre las personas superan todas las crisis, sean éstas económicas, bélicas o sociales». También ha destacado la labor de los voluntarios de esta organización, «que dedican su tiempo al servicio a los demás» como los 7.500 que colaboran con el Ayuntamiento. «Ellos -concluyó- son un fiel reflejo de nuestra decisión de trabajar todos, y de trabajar juntos, para salir de la crisis y para que Madrid sea, cada día más, una ciudad abierta y de oportunidades, una ciudad amable y acogedora para todos los que quieran trabajar aquí para ganarse un futuro mejor».

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

No hay comentarios

Sé el primero en escribir un comentario a esta entrada.

Escribir un comentario

Si quieres añadir tu comentario a esta entrada, simplemente rellena el siguiente formulario:





* Campos requeridos

Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>.

No hay trackbacks

Para notificar de una mención en tu blog a esta entrada, habilita la notificación automática (Opciones > Discusión en WordPress) o especifica esta url de trackback: http://​www.pisosdemadrid.com/​2012/​09/​10/​ana-botella-firma-con-cruz-roja-el-cuarto-convenio-de-ayuda-a-familias-sin-recursos/​trackback/